10 años del Carmelo

1106866807_740215_0000000000_noticia_normal (2)“JO SOC AFECTAT”.

11:00 h.de la mañana  del 27 de enero de 2005, me llaman del despacho de  la calle Sigüenza,37 del barrio del Carmelo:

Ainhoa – Carmen, el barrio se está hundiendo! Nos piden que desalojemos. ¿Qué hacemos?  Es final de mes, hemos de hacer las liquidaciones y las nóminas de los clientes, además estamos cerrando ejercicio fiscal y liquidación de impuestos.

Carmen – Sobre todo tranquilidad. Voy para allá, cerrar ordenadores, recoger documentación necesaria, os vamos a recoger y os venís a Paseo de Gracia, ya!!

11:30 h, llegamos al barrio, calles acordonadas, no dejaban acceder a las zonas  afectadas, entre ellas la calle donde estaba ubicado mi despacho. Nos autorizaron a dejar el coche en Calle Ramón Rocafull, perpendicular con calle Sigüenza y desde allí con la ayuda de vecinos y miembros del equipo de Bufete Pérez-Pozo-Carmelo, rescatamos ordenadores y documentación para poder seguir trabajando desde Paseo de Gracia y cumplir con los plazos.

Todavía nos estábamos recuperando de las fiestas navideñas y encarando el nuevo año,  cuando el hundimiento  del barrio del Carmelo nos despertó de golpe, exigiendo respuestas rápidas a la situación de crisis que se había creado. Todo el personal que trabajaba en el despacho de la calle Sigüenza , se trasladó al despacho de Paseo de Gracia. El caos nos invadió, había que dar ubicación a las personas del despacho trasladadas, comprar mesas y sillas, ubicarlas en el mismo espacio, instalar ordenadores y terminar el trabajo en plazo.

Si para nosotros supuso un trastorno y el inicio de una pesadilla, imaginaros la realidad de cada uno de las   1.276 personas  desalojadas de sus viviendas que pasaron a vivir una situación de provisionalidad en hoteles, casas de familiares y más tarde en pisos puente. Que debían compartir mesa y mantel con vecinos , que en algunos casos no se llevaban bien, y en el mejor de los casos esta falta de intimidad y situación incierta de provisionalidad duró 6 meses, los últimos afectados volvieron a sus casa en diciembre de 2006, casi dos años después. Salvando las distancias materiales, pero no las emocionales , eran los refugiados del Carmelo, alojados en hoteles no en tiendas de campaña.

En la noche del 25 de enero de 2005, las 12 familias que vivían en el número 10 del pasaje de Calafell, en el barrio del Carmel, tuvieron que salir de sus casas con lo puesto. Se trataba de un desalojo “preventivo” a causa de “un desprendimiento en las obras del túnel de ampliación de la línea 5 del Carmel”, según la nota que realizó la empresa Gestión de Infraestructuras (GISA) aquella medianoche. Y continuaba: “No se han encontrado afectaciones en la superficie ni en la estructura de los edificios”. Transcurridas 48 horas, la tierra se tragó un garaje situado pared con pared con esa finca y empezó el calvario del Carmel. El hundimiento del túnel no causó víctimas, pero ha sido una de las situaciones de emergencia más serias que ha vivido la ciudad.

241 comercios se vieron afectados por la crisis, 71 de la zona evacuada y 170 del área de influencia. Muchos tuvieron que cerrar y otros vieron como el negocio se venía abajo por la crisis, casi depresión, en la que cayó el Carmel. Los alumnos de dos escuelas tuvieron que ir a otros centros.

 El Carmel ha dejado tras de sí otras consecuencias. Entre ellas, un reguero de indemnizaciones a los afectados tras unas intensas negociaciones entre la Generalitat y los abogados que, por primera vez, llevaban la batuta. Fueron casi 100 millones de euros. El grueso, cerca de 42, en indemnizaciones -el concepto de daño moral se instauró por primera vez-, algo más de 16 en las facturas de hoteles y alquileres de pisos puente. Otros 6,3 millones de euros fueron para indemnizar a los comerciantes y 32 para obra civil y la rehabilitación de edificios. No obstante, queda alguna reclamación sin resolver.(El País 17 mayo 2007)

 Las reuniones de afectados, las informaciones , las entrevistas se iban sucediendo con mucha rapidez, lo que generaba aún mayor desconcierto entre los afectados. La administración no daba una respuesta clara  y no ponía interlocutores válidos que atendiesen las múltiples reclamaciones y dudas. Yo a nivel personal  , acababa de salir de un 2004 bastante complicado y no me ilusionaba liderar las reclamaciones de los afectados, todos vecinos y algunos clientes del despacho.  La confusión y el oportunismo de algunos despachos profesionales por sacar partido de un caso claramente mediático, unido a la petición de  los vecinos y clientes para que interviniese como letrada, hizo que constituyese la asociación de afectados del Carmelo, con el fin de hacer un frente común de todos los afectados evitando así la defensa individual y perniciosa para el conjunto de los afectados . Las pegatinas de “Jo soc afectat” “ Yo soy afectado “ las financió el despacho, e iniciamos las primeras asambleas informativas  y reivindicativas. Ello no impidió que , ante tanta presión mediática hubiera lucha de protagonismos  y la tensa situación creada por el desalojo , la incertidumbre sobre el futuro dio rienda suelta a las miserias humanas. La pretensión de la asociación de afectados era la defensa de los intereses de todos los afectados, de manera gratuita, para que la administración asumiese los costes de defensa de los afectados, abonando los honorarios de los profesionales que debieran intervenir. La administración se negó y los afectados eligieron a sus propios abogados .

Acabamos asumiendo la defensa de un tercio de los afectados y prácticamente la de todos los negocios. Destacar que si bien a los afectados de vivienda se les realojó inmediatamente en otro alojamiento , los titulares de negocios fueron los grandes olvidados. El día 27 cerraban persianas , sin recibir ayuda económica alguna y sin poder facturar ,debiendo cumplir con todas sus obligaciones laborales , si tenían trabajadores y fiscales. Fueron el último colectivo con el que se negoció.

 Con la distancia y perspectiva que da el tiempo transcurrido, lo que empezó siendo una desgracia se convirtió en una oportunidad para muchos: cambio de vivienda a otros barrios más llanos, viviendas nuevas, reforma integral del local de negocio, las cuantiosas indemnizaciones, la mejora del barrio. A pesar de ello, y de la lectura positiva que objetivamente hago de lo sucedido, algunos de los afectados siguen anclados en el victimismo y el trauma que les produjo el hundimiento no habrá indemnización económica que se lo haga superar.

 La crisis del Carmelo, fue un hito en la vida de la ciudad , en la forma de hacer obra pública y también en nuestras vidas. Para  nosotros, como afectados y como despacho que defendió los intereses de cientos de afectados, y para mí como protagonista en primera persona de esa negociaciones maratonianas , tensiones con los afectados que focalizaban en el “mensajero-abogada” su frustración por lo sucedido ,supuso ese punto de inflexión que te obliga a reflexionar sobre lo que eres y lo que quieres ser ( misión y visión). Para Bufete Pérez-Pozo, supuso una oportunidad, lo sacó de la inercia de lo establecido, nos lanzó bruscamente de nuestra área de confort . El tirón mediático de ser la abogada del Carmelo, hace curriculum pero no te da de comer eternamente.

Cerré el despacho del Carmelo , se había cerrado una etapa, habíamos reducido plantilla, redujimos servicios. Los clientes no entraban por la puerta cuando iban a la compra, ahora había que ir a buscarlos. Convencerles de que éramos buenos y no caros  por estar en Paseo de Gracia. Perdimos muchos clientes. El escenario era totalmente nuevo , nos debíamos reinventar. Lo positivo está en que cuando llegó la crisis del 2007, nosotros ya estábamos en la fase de reinvención porque ya habíamos pasado nuestra crisis particular , la del Carmelo.

Nos especializamos en derecho patrimonial, asesorando 360º a propietarios y empresarios les gestionamos su patrimonio, les gestionamos sus empresas y les asesoramos jurídicamente. Especialista en Derecho inmobiliario y sobre todo en Responsabilidad Civil , teníamos la experiencia del barrio del Carmelo. Desde entonces hemos llevado múltiples reclamaciones de Responsabilidad Civil por daños producidos por obras: los afectados de la Taxonera, los afectados por “La farinera” en Poble Nou , por citar los más importantes.

Para mí el Carmelo, supuso una etapa más, en mi particular travesía del desierto, necesaria para crecer personal y profesionalmente. Fue un drama humano, sin lugar a dudas, que nos obligó a salir del letargo de la comodidad.

Felicidades a los supervivientes del Carmelo en su décimo aniversario, por haberlo superado.

 

                                                                                   Carmen Pérez-Pozo Toledano                                                                                                     Abogada                                                                                                                             Socia-fundadora de Bufete Pérez -Pozo

Acerca de perezpozo

Un equipo de profesionales que sabe ponerse en tu lugar Nuestra experiencia nos dice que siempre es bueno contar con diferentes perspectivas y que la interacción mejora los procesos de trabajo. Por eso, desde 1987, trabajamos como un equipo pluridisciplinar en el que cada profesional sabe ponerse en el lugar de nuestros clientes. Entre nosotros hay abogados, economistas, graduados sociales, contables, asesores financieros, expertos en viabilidad empresarial, administradores de fincas, agentes de la propiedad… Juntos, formamos un equipo tan heterogéneo como eficaz y con cada especialidad sumamos ventajas para nuestros clientes de manera personalizada. Precisamente porque nos ponemos en tu lugar, sabemos proporcionarte justo aquello que necesitas. Lo que más te interesa. La solución más idónea. Y siempre, con la máxima optimización de recursos gracias a nuestra manera de trabajar.
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s