¿A que incentivos de contratos es posible acogerse tras la reforma laboral?

DibujoCiertamente no es difícil perderse en la complejidad de la regulación de esta modalidad de política de empleo. Por este motivo, dedicamos esta circular a realizar una «foto fija» de nuestro programa de incentivos.

Así, la primera y principal pregunta que debemos responder es: en caso de que el empresario desee acogerse a alguno de los incentivos previstos en nuestra regulación, ¿a qué normas debe acudir? A pesar de que las posibilidades son muchas, el núcleo central está constituido por la Ley 3/2012 y la Ley 43/2006, que además sirve de regulación general subsidiaria.

Centrándonos en la reforma, los incentivos por ella introducidos pueden estructurarse en torno a dos grupos básicos. Por una parte, aquellos que tienen un propósito «racionalizador» del programa de incentivos. Por otra, algunos otros incentivos a los que la norma no les atribuye expresamente tal función, pero que sin embargo, como no puede ser de otra forma, se incorporan al conjunto de instrumentos económicos integrantes del programa español de incentivos.

A tenor de la exposición de motivos, la «racionalización» del programa de incentivos a la contratación a que hemos hecho referencia se va a articular a través de dos incentivos básicos: por una parte, bonificaciones para la transformación de contratos en prácticas, de relevo o de sustitución en indefinidos (artículo 7); por otra, bonificaciones para el apoyo a la contratación indefinida, a través de la nueva modalidad del contrato de apoyo a emprendedores, de jóvenes de entre 16 y 30 años o mayores de 45 años (artículo 4.5).

Paralelamente se establece un requisito transversal a estas bonificaciones, pues únicamente se van a poder acoger a ellas las PYMES, que la reforma circunscribe a aquellas que tengan menos de cincuenta trabajadores.

En el segundo grupo nos encontramos con tres incentivos distintos: la reducción de cuotas para el contrato para la formación y el aprendizaje (artículo 3), las deducciones fiscales para el contrato de apoyo a los emprendedores (artículo 4.4) y las bonificaciones relativas a la suspensión de contratos y la reducción de jornada (artículo 15).

Con una importancia menor, también se han incorporado al catálogo de incentivos las bonificaciones para el caso de nuevas altas de familiares colaboradores de trabajadores autónomos (disposición adicional undécima) y para la contratación de víctimas del terrorismo (disposición final decimocuarta).

Pues bien, en relación con el primer grupo, por lo que hace a las bonificaciones para la transformación de distintos tipos de contratos temporales en indefinidos, hemos puesto de manifiesto que no son una novedad, pues ya hemos visto que se contemplaron tanto en la Ley 43/2006, como en la Ley 35/2010. En cierta medida, es el único supuesto de la Ley 35/2010 que la reforma 2012 ha decidido prorrogar.

En el segundo grupo, tampoco son novedad, las relativas al contrato para la formación y el aprendizaje y las bonificaciones en supuestos de suspensión de contratos y reducción de jornada. En el primer caso, el artículo 3 del texto de la reforma importa casi miméticamente el derogado artículo 2 del RDL 10/2011; en el segundo, la reforma copia también una regulación previa, el artículo 1 de la Ley 27/2009, adaptando determinados aspectos a la nueva situación jurídica que instaura, pero en todo caso con pocas novedades relevantes. Por tanto, si consideramos que los incentivos fiscales están íntimamente relacionados con las bonificaciones relativas al contrato de apoyo a emprendedores, entonces, las novedades principales aportadas por la reforma son dos: las relativas a esta nueva modalidad contractual y la derogación de las medidas de conciliación de la vida personal y familiar que se englobaban en el plan de mantenimiento del empleo e igualdad de oportunidades (artículo 4.2 de la Ley 43/2006)(1).

Sin embargo, la reforma del programa de incentivos emprendida se realiza desde una vertiente no sólo activa, sino también pasiva. En efecto, como también hemos explicado, las medidas contempladas en la Ley 35/2010 tenían como fecha tope para su aplicación el 31 de diciembre de 2011. Como no han sido renovadas, el efecto que producían sobre la estructura planteada por la Ley 43/2006 va a ser ocupado por el de la reforma 2012. En concreto, las medidas generales del plan ordinario ahora están integradas por las bonificaciones e incentivos fiscales relativos al contrato de apoyo a emprendedores. El resultado final es una nueva reducción del programa de incentivos a la contratación que afecta a los dos planes que restaban en su estructura. Así, el plan para el mantenimiento del empleo e igualdad de oportunidades ahora sólo se dirige al mantenimiento del empleo.

El núcleo duro del plan ordinario, las medidas generales, se centran en la nueva modalidad contractual a que nos venimos refiriendo. En suma, nos encontramos, uniendo ambos efectos, ante una nueva reforma de calado. ¿En qué consisten las nuevas medidas generales integrantes del plan ordinario? Como ya hemos adelantado, se trata precisamente de las bonificaciones e incentivos fiscales del contrato de apoyo a emprendedores, esto es, en uno y otro caso la finalidad común es incentivar la utilización de esta modalidad contractual mediante la reducción de los costes asociados a su celebración y vigencia. Ambos ponen al descubierto el resultado final de la evolución, un programa de incentivos centrado ahora más en el ámbito contractual que en el fomento de la contratación desde un punto de vista subjetivo.

(1) Además de la ya mencionada incorporación de las víctimas del terrorismo como colectivo objeto de bonificación

Acerca de perezpozo

Un equipo de profesionales que sabe ponerse en tu lugar Nuestra experiencia nos dice que siempre es bueno contar con diferentes perspectivas y que la interacción mejora los procesos de trabajo. Por eso, desde 1987, trabajamos como un equipo pluridisciplinar en el que cada profesional sabe ponerse en el lugar de nuestros clientes. Entre nosotros hay abogados, economistas, graduados sociales, contables, asesores financieros, expertos en viabilidad empresarial, administradores de fincas, agentes de la propiedad… Juntos, formamos un equipo tan heterogéneo como eficaz y con cada especialidad sumamos ventajas para nuestros clientes de manera personalizada. Precisamente porque nos ponemos en tu lugar, sabemos proporcionarte justo aquello que necesitas. Lo que más te interesa. La solución más idónea. Y siempre, con la máxima optimización de recursos gracias a nuestra manera de trabajar.
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s