RENTA 2011: ¿Qué pasa con las nóminas que no se pagaron?

Ahora que estamos en plena campaña del Impuesto de la Renta, puede ser interesante conocer cual es el tratamiento en el IRPF de las retenciones de las nóminas no pagadas pero sí devengadas en el ejercicio 2011, algo que, desgraciadamente, sucede con bastante frecuencia debido a la crisis financiera de los últimos tiempos.

A esta duda, da respuesta una consulta a la Dirección General de Tributos:

CUESTIÓN

 En esta consulta se plantea el caso de una entidad local que tiene atrasado el pago de varias nóminas devengadas en el ejercicio 2011 a los empleados municipales. Aunque sí presenta el modelo 111 de retenciones practicadas, pero no pagadas.

 Se pregunta por la obligación de presentar el modelo 111 y el certificado de retenciones a los trabajadores por las nóminas que adeuda.

 CONTESTACIÓN

 El artículo 105.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, recoge la obligación del retenedor de “presentar, en los plazos, forma y lugares que se establezcan reglamentariamente, declaración de las cantidades retenidas” y, también, las obligaciones de presentar una declaración anual de retenciones, con el contenido que se determine reglamentariamente, y de expedir certificación acreditativa de las retenciones practicadas.

 La entidad local consultante en su condición de retenedor, según el artículo 76.1 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, deberá cumplir las obligaciones formales que establece el artículo 108 del Reglamento del Impuesto. El artículo 78 del RIRPF, en relación al nacimiento de la obligación de retener o de ingresar a cuenta, en su apartado 1, señala que: «Con carácter general, la obligación de retener nacerá en el momento en que se satisfagan o abonen las rentas correspondientes».

 El artículo 108.1 del RIRPF, en desarrollo de la obligación de presentar declaración por las cantidades retenidas, dispone, en su último párrafo, que «el retenedor u obligado a ingresar a cuenta presentará declaración negativa cuando, a pesar de haber satisfecho rentas sometidas a retención o ingreso a cuenta, no hubiera procedido, por razón de su cuantía, la práctica de retención o ingreso a cuenta alguno. No procederá presentación de declaración negativa cuando no se hubieran satisfecho, en el período de declaración, rentas sometidas a retención e ingreso a cuenta».

 Además, el artículo 108.2 del RIRPF, en relación con la obligación del retenedor de presentar una declaración resumen anual de las retenciones e ingresos a cuenta efectuados, establece que «en esta declaración, además de sus datos de identificación, podrá exigirse que conste una relación nominativa de los perceptores con los siguientes datos:

  •  Renta obtenida, con identificación, descripción y naturaleza de los conceptos, así como del ejercicio en que dicha renta se hubiera devengado, incluyendo las rentas no sometidas a retención o ingreso a cuenta por razón de su cuantía, así como las dietas exceptuadas de gravamen y las rentas exentas.
  • Retención practicada o ingreso a cuenta efectuado.

 Por su parte, el apartado 3 del artículo 108 del RIRPF, recoge la obligación del retenedor, u obligado a ingresar a cuenta, de expedir, a favor del contribuyente, certificación acreditativa de las retenciones practicadas o de los ingresos a cuenta efectuados, así como de los restantes datos referentes al contribuyente que deben incluirse en la declaración resumen anual.

La aplicación de la normativa a las cuestiones planteadas conlleva a las siguientes consecuencias según la Dirección General de Tributos:

  1. La entidad local consultante no deberá incluir en sus declaraciones (modelos) de cantidades retenidas, o de ingresos a cuenta del período correspondiente al año 2011, rendimientos que no ha abonado o satisfecho a sus trabajadores durante dicho año, rendimientos respecto a los cuales no se han practicado retenciones (artículo 78 del RIRPF), de conformidad con lo dispuesto en el artículo 108.1, último párrafo, en concordancia con lo señalado en el punto 2 del citado artículo 108.
  2. En cuanto a los certificados de retenciones, cabe señalar que en dichos certificados sólo deben incluirse las rentas satisfechas y las retenciones practicadas en ese período, en el presente caso en el ejercicio 2011.

En consecuencia, no tendrán que incorporarse a éstos retribuciones pendientes de abono.

Si te gustan las publicaciones de este blog, tal vez te interese seguirnos desde nuestra pàgina de  Facebook. Intentaremos contestar a todas vuestras peticiones desde cualquiera de los espacios de que disponemos.

Acerca de perezpozo

Un equipo de profesionales que sabe ponerse en tu lugar Nuestra experiencia nos dice que siempre es bueno contar con diferentes perspectivas y que la interacción mejora los procesos de trabajo. Por eso, desde 1987, trabajamos como un equipo pluridisciplinar en el que cada profesional sabe ponerse en el lugar de nuestros clientes. Entre nosotros hay abogados, economistas, graduados sociales, contables, asesores financieros, expertos en viabilidad empresarial, administradores de fincas, agentes de la propiedad… Juntos, formamos un equipo tan heterogéneo como eficaz y con cada especialidad sumamos ventajas para nuestros clientes de manera personalizada. Precisamente porque nos ponemos en tu lugar, sabemos proporcionarte justo aquello que necesitas. Lo que más te interesa. La solución más idónea. Y siempre, con la máxima optimización de recursos gracias a nuestra manera de trabajar.
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s