¿Qué implica el traslado de la sede social de una empresa?

Varias empresas y bancos han anunciado estos días que trasladarán sus sedes sociales fuera de Cataluña si se realiza la declaración de independencia. Y muchas otras han advertido que lo están estudiando.

En realidad, el cambio del domicilio social de una sociedad de un territorio a otro es algo más simbólico que efectivo. No implica obligatoriamente el traslado de sus centros operativos o de producción, con lo que, si esos centros no se mueven, no tiene por qué afectar al grueso de su plantilla ni a la relación con sus clientes.

El cambio de domicilio social no significa necesariamente el del domicilio fiscal. La Ley General Tributaria establece que, en principio, para las personas jurídicas el domicilio fiscal (“el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria”, art. 48) es su sede social. Pero con una salvedad: “… siempre que en él esté efectivamente centralizada su gestión administrativa y la dirección de sus negocios. En otro caso, se atenderá al lugar en el que se lleve a cabo dicha gestión o dirección”. Es decir, que las empresas catalanas tal vez tengan que seguir pagando sus impuestos en Cataluña pese a que su domicilio fiscal esté en otra comunidad.

Así, por ejemplo, el Banco Santander tiene su sede social en la ciudad de Santander y sus servicios centrales se sitúan en Madrid, el mismo lugar donde el BBVA sitúa su cuartel general, pese a tener su domicilio social en Bilbao. Ocurre algo similar con la constructora FCC, con sede social en Barcelona y centro operativo en la capital madrileña.

El lugar donde se encuentra el domicilio social sí es importante porque marca dónde está la dirección de una empresa o entidad, su efectiva administración, en definitiva: el mando de la compañía.

En el caso de los bancos y en la actual situación de Cataluña, el cambio de la sede anunciado por el Banco Sabadell y Caixabank es una cuestión de imagen, de transmitir tranquilidad a sus clientes y minimizar posibles fugas de capitales.

Por añadidura, y ante la incertidumbre que generaría una hipotética declaración unilateral de independencia, el traslado de sus domicilios sociales fuera de Cataluña garantiza a los bancos su asociación con el Fondo de Garantía de Depósitos, que protege los ahorros de los clientes.

También deja fuera de toda duda su conexión con el Eurosistema y el BCE, garante de la solvencia de los bancos que están bajo su paraguas, a los que proporciona la liquidez necesaria para que sigan operando.

Sin embargo, hay que recordar que, mientras la legalidad constitucional española esté vigente en Cataluña, el BCE seguirá garantizando la operativa de los bancos, ya que una declaración unilateral de independencia no modifica el estatus legal de Cataluña, que seguirá formando parte de España mientras no sea reconocida como Estado independiente.

Respecto al empleo, las compañías que mudan su sede social dejan claro que tampoco habrá cambios. “Esta decisión no tendrá ninguna consecuencia laboral”, aclara en una nota Gas Natural, que lleva su sede social a Madrid. Nada cambiará.

Por otro lado, el lugar donde radica una sociedad determina las normativas que se le aplicarán, por ejemplo, en cuanto a algunos impuestos.

La Ley General Tributaria establece que el domicilio fiscal de una empresa será el mismo que el domicilio social siempre que en él esté efectivamente centralizada su gestión administrativa y la dirección de sus negocios.

El mayor tributo que pagan las empresas es el Impuesto de Sociedades. Este gravamen es estatal, por lo que no influye el lugar de la sede: lo recauda la Agencia Tributaria y se redistribuye entre las comunidades en función del sistema de financiación autonómica (al menos, mientras no declare la independencia).

Pero otros tributos son municipales o autonómicos y se pagan allí donde se localice ese domicilio social. Es el caso, por ejemplo, del impuesto de actividades económicas o el del de transmisiones patrimoniales, que grava operaciones societarias, como ampliaciones o reducciones de capital.

Respecto al impuesto de actividades económicas, se paga en el lugar donde se encuentra cada una de las sedes, oficinas o sucursales de una compañía. De esta forma, en lo referente al cambio de sede social, sólo afectaría en el pago por el local o edificio que desaloja en la comunidad de la que sale. El resto de oficinas o locales que se mantengan en el mismo lugar seguirán abonando el impuesto en esa autonomía.

En cuanto al impuesto de transmisiones patrimoniales, la Generalitat catalana ha minimizado el impacto que tendría la salida de empresas, ya que el Ministerio de Hacienda ha eximido de su pago a la mayoría de operaciones societarias y, en la actualidad, sólo recae en las reducciones de capital y las disoluciones de sociedades.

El domicilio social viene establecido en los estatutos de una sociedad, por lo que para cambiarlo deben modificarse esos estatutos. Por este motivo, ese proceso exige la aprobación de la junta de socios o, en caso de las sociedades de capital, de la junta general de accionistas.

Sin embargo, en 2015, el Gobierno modificó la Ley de Sociedades de Capital para facilitar que pudieran trasladar su sede social con rapidez dentro del territorio nacional.

Así, se les permitía trasladar el domicilio social con el acuerdo de su consejo de administración y sin pasar por la junta de accionistas, siempre y cuando sus estatutos no dijesen lo contrario.

Muchas sociedades modificaron entonces sus estatutos para adaptarlos a la nueva norma. Otras, como Caixabank, no lo hicieron y para esos casos es para los que el Consejo de Ministros aprobó el 6 de octubre un real decreto ley que simplifica el trámite para cambiar el domicilio social de una empresa al permitirle aprobarlo sin necesidad de contar con el visto bueno de la junta de accionistas.

Publicado en Novedades | Deja un comentario

30 Aniversario. Lo mejor está por llegar.

Cumplir 25, 30, 40, 50, 75 o 100 años es un momento corporativo muy trascendente, un “antes y un después” en la vida de toda empresa, que transmite numerosos mensajes. Seguir leyendo

Publicado en Novedades | Deja un comentario

¿Quién gestionará mi legado digital cuando yo no esté?

En la presentación de libro de Carmen Pérez-Pozo ,“El más allá de mis bienes”, el Conseller de Justicia de la Generalitat de Catalunya, Carles Mundó mencionó la promulgación de la Ley de las voluntades digitales  (Ley 10/2017 de 27 de Junio) , la primera ley que se elabora en Catalunya  relativa a la voluntad digital futura y que prevé que los testamentos puedan contener previsiones personales relativas a documentos o cuentas en Internet, así como instrumentos para evitar el acceso de menores a contenido inapropiados. Seguir leyendo

Publicado en herencias | Deja un comentario

5 pasos para darse de alta como autónomo

¿Has pensado en montar un negocio por tu cuenta? Si tienes una buena idea y vas a darte de alta como autónomo para ponerla en marcha, te contamos cómo resolver los primeros trámites. Te adelantamos que lo primero es ir a la Agencia Tributaria. También tendrás que pasar por la Tesorería General de la Seguridad Social y por la mutua que haya elegido para cubrir las contingencias comunes y profesionales.

 

El ‘papeleo’ a la hora de darse de alta como autónomo puede ser mucho más sencillo si se tienen claros los pasos que hay que dar y cuáles son las distintas Administraciones implicadas.

Antes de empezar, el futuro autónomo debe saber que no existe capital mínimo legal para ser autónomo, pero que con esta forma legal, se responsabiliza con todo sus bienes de las futuras deudas que pueda contraer. Está sujeto a pagar el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

¿Qué tengo que hacer para darme de alta como autónomo?

La Agencia Tributaria

Lo primero, debe ir a la Agencia Tributaria para darse de alta en el Censo de Empresarios. La información que le van a solicitar se utilizará también para gestionar los impuestos a los que debe hacer frente.

Para inscribirse hay que rellenar el modelo 037 de declaración censal simplificada. Puede ser utilizado por las personas que tengan asignado un número de identificación fiscal, no actúen por medio de representante, su domicilio coincida con el de gestión administrativa, no sean grandes empresas y no realicen ventas a distancias.

El modelo 036 de declaración censal es para cualquier obligado tributario que deba cumplir con la obligación tributaria formal de presentar esta declaración. Ambos documentos se podrán presentar de forma convencional o en la sede de Agencia Tributaria con certificado electrónico.

Tesorería General de la Seguridad Social

Su segunda visita obligada es la Tesorería General de la Seguridad Social. Allí debe obtener el número de afiliación a la Seguridad Social si no lo tiene y darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Además, deberá inscribir la empresa para que le asignen al empresario un número para su identificación y control de sus obligaciones, el Código de Cuenta de Cotización.

Para los tres trámites necesita el DNI. Además, para darse de alta presencialmente deberá rellenar el modelo TA0521. También puede hacerlo a través de la sede electrónica de la Seguridad Social, si tiene certificado digital.

En el caso de la inscripción como empresario, tendrá que rellenar el modelo TA.6 y presentar el documento emitido por Hacienda con el Número de Identificación Fiscal en el que conste la Actividad Económica de la Empresa.

Entidad gestora o Mutua.

En el momento de inscribirse, deberá hacer constar la entidad gestora o mutua por la que opta para cubrir el riesgo por enfermedad profesional y accidente de trabajo. Desde 2007, todos los autónomos tienen la obligación de cubrir estas contingencias, además de la incapacidad temporal, con una mutua. Será otra de las visitas obligadas. Puede encontrar más información en la web de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo y en el listado de mutuas que incorpora la web de la Seguridad Social.

Consejería de Trabajo

Una vez inscrito, debe comunicar la apertura del centro de trabajo en la Consejería de Trabajo de su comunidad autónoma.

Licencias Pertinentes

Es necesario solicitar las licencias pertinentes en función del tipo de actividad que vaya a desarrollar. Las licencias varían de una comunidad a otro y de un municipio a otro. El consejo general de los expertos es que empiece los trámites con tiempo para evitar retrasos en la apertura de su negocio.

 

Para todos los pasos, el Grupo Pérez-Pozo, con 30 años de experiencia en el sector, cuenta con profesionales que podrán ayudarle y acompañarle en el proceso; tu tranquilidad, nuestro compromiso.

Publicado en Novedades | Deja un comentario

La herencia envenenada de Blesa.

La muerte de Miguel Blesa extingue su responsabilidad penal en los casos en que estaba implicado. Sin embargo, la responsabilidad civil no desaparece y puede recaer en sus herederos

“Las cosas desde el otro mundo se ven con una lucidez que, de haberla tenido en vida, otro gallo me hubiera cantado. Siempre oí decir aquello de que los toros se ven mejor desde la barrera, y es cierto que si volviera a vivir haría muchas cosas de otra manera. Seguir leyendo

Publicado en Novedades | Deja un comentario